La ¿moda? de los embutidos vegetarianos divide a las empresas cárnicas

por | Nov 21, 2017 | Actualidad, Le interesa | 0 Comentarios

Industria cárnica se encuentra dividida entre quienes apuestan por los embutidos elaborados con base vegetal y sin carne y quienes los consideran contrarios a los intereses del sector.

 

Industria cárnica

La primera empresa en entrar en esta línea de negocio de embutidos fue la catalana Noel, en verano del año pasado, aunque el espaldarazo definitivo lo ha dado la empresa líder de esta industria, Campofrío, al lanzar hace un mes la gama “Vegalia”.

Varias empresas del sector cárnico reconocen en declaraciones a Efeagro la existencia de estas tensiones, fundamentalmente debido al uso de nombres de embutidos tradicionales.

A su colocación en el supermercado al lado de éstos y a que sean empresas de esta misma industria las que fomenten el consumo de unas referencias que pueden contribuir a un descenso de la compra de carne.

industria carnica

Todo esto, además, en un contexto de contracción: los hogares españoles compran ahora un 3 % menos de carne que hace diez años, según se desprende del Panel de Alimentación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

En ese mismo período, sin embargo, otros productos han aumentado su presencia en la cesta de la compra, como es el caso de las hortalizas, con una subida del 3,24 %.

 

Opiniones sectoriales

Desde la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), su secretario general, Miguel Huerta, ha reconocido la “preocupación” en una parte del sector porque estos nuevos productos sin carne se vendan en los lineales con las denominaciones cárnicas clásicas.

De hecho, ha confirmado que este asunto ya ha sido debatido entre las organizaciones interprofesionales, la propia Anice e incluso en la Mesa de coordinación de la calidad alimentaria del Ministerio.

En esta misma línea, un portavoz de la Confederación Española de Detallistas de la Carne (Cedecarne) ha defendido la búsqueda de “otros” nombres de venta que “eviten confusiones”.

Ya que son un “nuevo tipo de productos” que “no se elaboran con carne” y que tienen “unas propiedades nutricionales diferentes”.

 

El caso de Noel

El responsable de I+D de la firma catalana Noel, Jaume Planella, ha avanzado que ya están cambiando los nombres de esta gama.

Eliminando las denominaciones mortadela, chóped y galantina para ajustarse así al Real Decreto 474/2014, que define los ingredientes de este tipo de embutidos cárnicos.

“Como fuimos los primeros, cuando salimos la legislación no estaba preparada para este tema”, ha argumentado Planella, quien ha señalado que la firma ha recibido “algunos ‘palos’ inmerecidos” por este motivo.

Campofrío, por su parte, ha salido al mercado sin utilizar este tipo de denominaciones y optando directamente por “loncheados” y “vienas” a sabiendas de la polémica generada.

“Con la marca ‘Vegalia’ buscamos nuevos caminos y rutas, para llegar con estos productos a vegetarianos o incluso a un grupo más grande (de consumidores), los flexitarianos” -como se llama a los interesados en reducir su ingesta de carne, pero no eliminarla totalmente-.

Explicó esta misma semana en un acto público su director general para el sur de Europa, Paulo Soares.

vegalia

Otro de los “gigantes” del sector, ElPozo, tiene una opinión distinta:

“hay que respetarlo, pero eso de hacer productos de pescado sin pescado, carne sin carne, pan sin harina… Nosotros de momento, no”

Creemos en la carne saludable y bien hecha”, argumentaba a finales de octubre su presidente, Tomás Fuertes.

Aunque los impulsores de estos nuevos productos insisten en que se dirigen más a un consumidor interesado en reducir su ingesta de carne que al público 100 % vegetariano.

También dentro de este último colectivo levanta suspicacias el interés de grandes marcas por explorar dicho mercado.

 

El vegetarianismo crece un 10% al año

En la actualidad, se estima que el vegetarianismo crece anualmente  por encima del 10% entre los jóvenes de Alemania, Austria, Italia y una larga lista de países, ya no solo porque existe un amplio consenso científico sobre los beneficios de los alimentos de origen vegetal

La propia Organización Mundial de la Salud indica que, como mínimo, cualquier persona debería ingerir 600g diarios de hortalizas, verduras y frutas, sino también porque la comida vegetariana se ha librado del estigma de ser aburrida.

La mejor prueba es el creciente número de omnívoros, amantes de la buena mesa, que caen postrados ante entrantes vegetarianos tan exquisitos como la ensalada de aguacate, quinua y habas, los gajos de calabaza asada a las finas hierbas, el tofu al limón con arroz rojo, etc.

Más allá de consideraciones organolépticas, los platos vegetarianos contribuyen a llevar una alimentación equilibrada y resultan especialmente recomendables para huéspedes con sobrepeso u obesidad

Aportan volumen al estómago, a cambio de pocas calorías, deportistas, diabéticos, viajeros con hipercolesterolemia y, en general, cualquier persona interesada en velar por su salud.

Con una ventaja adicional: pese a tentar al paladar, la mayoría permiten seguir cuidando la línea y logran que dejemos de lado platos menos recomendables desde el punto de vista de la ortodoxia nutricional y la evidencia científica.

 

Fuente

http://www.efeagro.com

https://www.tecnohotelnews.com/

industria cárnica
¿Quiere una demostración personalizada sin compromiso?

¿Quiere una demostración personalizada sin compromiso?

Indique el email y nos ponemos en contacto para concertar una cita.

Gracias por el interés, nos pondremos en contacto.